De ClubHouse al botón de compra de tu negocio

Viernes, 9 Abril, 2021

Comparte

ClubHouse todavía está en una fase preliminar y por el momento solo hay opción de descargarla para iOS, pero todo el mundo habla de esta app que es mucho más que una red social. Permite establecer conversaciones vía audio con personas con intereses afines, a través de las que vas configurando una red de contactos.

La herramienta se basa en crear salas de conversaciones en las que lo único que se transmite es la voz. No hay video, no hay chat, no hay intercambio de ficheros... Para Miguel Moya, co-fundador de Cerolimit y fundador de Crowdemy, “ClubHouse es adictivo”. Él fue uno de los primeros en adentrarse en esta app y en menos de tres meses pasó de 0 a 8.000 followers. “Descubres a personas, vas entrando en salas y a través de los intereses comunes conoces a gente interesante. Permite hacer networking mediante el poder de la voz y llegar más lejos en menos tiempo, con la voz y con conversaciones distendidas es más fácil ganarse la confianza de la gente que, por ejemplo, escribiendo un post en LinkedIn”, explica en este webinar de Más Empresa.  

Para Moya, ClubHouse es mucho más que una red social porque puede ser “una herramienta de adquisición de clientes, ya que si interactúas vas a encontrar la fórmula de conectar lo que haces con lo que otros necesitan. La métrica que debería importar en ClubHouse es dónde está el retorno de la inversión”.

En ClubHouse hablamos de contenidos efímeros: no se graban, no quedan registrados en ningún sitio. Las experiencias son volátiles y si no estás en ese momento, te las pierdes, por lo que “esa es la máxima del enganche de esta herramienta”, cuenta Moya. Además, recalca que “no hay que perder de vista que puede ayudarnos a potenciar otras redes sociales, como Instagram. Cuando estás conversando en la sala, puedes decir que amplías información sobre algo que haya resultado interesante si te mandan un mensaje directo por Instagram. Así, los interesados en tu actividad podrán conocer mejor cómo trabajas y llegar a tus botones de reserva/compra".

Por el momento, es probable que nuestras audiencias no estén en ClubHouse, en gran medida por la limitación de tener que acceder con iOS, pero la clave está en “haberte hecho fuerte en esta herramienta antes de que tu audiencia llegue, fijar una estrategia y tratar de ser referente, ahora que todavía se puede. Cuando la gente llegue a tu perfil y vea que tienes una nutrida audiencia eso le llevará a pensar que tu contenido es de calidad”, apunta Moya.

Lucas Aisa, consultor de marketing y comunicación, añade en este webinar que “todavía el esfuerzo y el retorno está descompensado en ClubHouse”. El alcance orgánico es amplio; “consigues un impacto enseguida y puedes construirte con facilidad una pequeña audiencia. Además, el coste de preparación es relativamente bajo especto a otras redes sociales, como Youtube. El hecho de que no haya grabación hace que el esfuerzo que te genera acceder sea mínimo, y el espíritu con el que entras a ClubHouse es más abierto”, explica Aisa.

Si quieres iniciarte en ClubHouse, estas son algunas claves a tener en cuenta:

  1. Cuida tu biografía, que sea clara y te defina bien.
  2. Enlaza a tus otras redes sociales, para que te tengan localizado.
  3. En el perfil aparece la persona que te ha invitado a ClubHouse, por lo que ten cuidado con quién invitas. Que sean personas que puedan aportar valor y generar contenido de calidad.
  4. Al crear una sala, lo recomendable es que no haya más de seis moderadores, pero tampoco menos de dos. “Uno puede estar pendiente de generar diálogo, otro de los intervinientes, otro de la audiencia e invitar a subir al escenario a quien sea interesante…”, matiza Moya.
  5. Busca el diálogo, el consenso. ClubHouse es espontáneo, cualquiera pueda preguntar, así que trata de apaciguar y lidiar con los imprevistos.
  6. Es beneficioso que cada sala trabaje sobre una temática específica, y que las conversaciones no se extiendan más allá de una hora y media, porque la atención de la audiencia es limitada.
  7. Prepara un poco las conversaciones, construye ‘shows’ en salas recurrentes. Trabaja en equipo.
  8. Genera un buen contenido, pero haz también preguntas interesantes. Las salas es las que hay un único ‘speaker’ funcionan peor.
  9. Entra a ClubHouse con libreta y boli, no pierdas detalle. Antes de actuar, escucha a los demás, aprende e identifica dónde puedes aportar.
  10. No menosprecies las salas reducidas, porque son más ricas. En ellas mejora la calidad de la conversación.
  11. Analiza cuántos son tu "buyer persona" dentro de ClubHouse y localiza en qué tipo de salas se están comunicando.
  12. Define un plan de acción y construye un camino desde ClubHouse hasta el “botón de compra” de tu negocio.

Únete al ecosistema

Únete al ecosistema Más Empresa y mantente siempre informado de todas las iniciativas, propuestas
y actividades que organizamos en tu zona. Juntos, co-crearemos mejores soluciones, que nos hagan
evolucionar y mejorar el presente. ¿Vienes?

2 + 9 =

Impulsores

Partners

Top